13.7.17

PROCEDIMIENTO PARA LA ADICION DE BIENES A LA MASA HEREDITARIA

El devengo del I. Sucesiones se produjo por el fallecimiento el 11-4-2004 de la madre de los actores, Dª. Vanesa , sin que presentaran declaración alguna ante la Administración de la Generalitat Valenciana. 
La demanda denuncia la infracción del procedimiento establecido para la adición de bienes pretendiendo la anulación de las sanciones por la nulidad de los actos liquidatorios de deuda tributaria.
La Inspección autonómica integró la adición de los bienes de la herencia en el procedimiento inspector, junto con las demás actuaciones relativas al Impuesto sobre Sucesiones y sin ninguna especificación particular. Sin embargo, el marco jurídico no permite actuar de esta manera, aplicando una normativa general tributaria (la Ley General Tributaria) en lugar de las normas legales y reglamentarias específicas (Ley y  Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones ).
Así, la  Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, establece en la Sección 2 del Capítulo IV (base imponible) las normas especiales para adquisiciones "mortis causa", disponiendo el artículo 11 la adición de bienes:
" 1. En las adquisiciones "mortis causa", a efectos de la determinación de la participación individual de cada causahabiente, se presumirá que forman parte del caudal hereditario:
a) Los bienes de todas clases que hubiesen pertenecido al causante de la sucesión hasta un año antes de su fallecimiento, salvo prueba fehaciente de que tales bienes fueron transmitidos por aquél y de que se hallan en poder de persona distinta de un heredero, legatario, pariente dentro del tercer grado o cónyuge de cualquiera de ellos o del causante. Esta presunción quedará desvirtuada mediante la justificación suficiente de que en el caudal figuran incluidos el metálico u otros bienes subrogados en el lugar de los desaparecidos con valor equivalente....
No tendrá lugar esta presunción cuando conste de un modo suficiente que el precio o equivalencia del valor de los bienes o efectos transmitidos se ha incorporado al patrimonio del vendedor o cedente y figura en el inventario de su herencia, que ha de ser tenido en cuenta para la liquidación del impuesto, o si se justifica suficientemente que la retirada de valores o efectos o la toma de razón del endoso no ha podido verificarse con anterioridad al fallecimiento del causante por causas independientes de la voluntad de éste y del endosatario. Lo dispuesto en este párrafo se entenderá sin perjuicio de lo prevenido bajo las letras a), b) y c) anteriores.
4. Si los interesados rechazasen la incorporación al caudal hereditario de bienes y derechos en virtud de las presunciones establecidas en este artículo, se excluirá el valor de éstos de la base imponible, hasta la resolución definitiva en vía administrativa de la cuestión suscitada".
El procedimiento para la adición de bienes a la masa hereditaria viene prevista en el  Real Decreto 1629/1991, de 8 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, cuyo artículo 93 fija el siguiente procedimiento especial:
"Cuando la oficina competente ante la que se hubiese presentado un documento, declaración o declaración-liquidación comprensivo de una adquisición por causa de muerte, comprobase la omisión en el inventario de bienes del causante de los que se encuentren en alguna de las situaciones a que se refieren los artículos 25 a 28 y 30 de este Reglamento, lo pondrá en conocimiento de los interesados, concediéndoles un plazo de quince días para que puedan dar su conformidad a su adición al caudal relicto del causante.
Si la adición fuese admitida por los interesados, las liquidaciones que se practiquen incluirán en la base imponible el valor de los bienes adicionales, o se procederá a rectificar las autoliquidaciones ingresadas por los interesados practicando las complementarias a que hubiere lugar, cuando se haya optado por ese procedimiento de declaración.
En el caso de que los interesados, en el plazo concedido, rechazasen la propuesta de adición o dejaren transcurrir el mismo sin contestar, sin perjuicio de continuar las actuaciones establecidas en este Reglamento para la liquidación del documento o para la comprobación de las autoliquidaciones, la oficina procederá a instruir un expediente a efectos de decidir en definitiva sobre la adición, concediendo a los interesados un plazo de quince días para formular alegaciones y aportar los documentos o pruebas que estimen convenientes a su derecho. Transcurrido este plazo se dictará acuerdo sobre la procedencia o no de la adición.
El acuerdo favorable a la adición será recurrible en reposición o en vía económico-administrativa.
Ultimada la vía administrativa en sentido favorable a la adición, la Administración podrá proceder a la rectificación de las liquidaciones provisionales o a practicar las complementarias que procedan.
Durante la tramitación del expediente y hasta su ultimación definitiva quedará interrumpido el plazo de prescripción de la acción de la Administración para practicar las liquidaciones que procedan".
Así pues, si la Administración tributaria autonómica consideraba existente bienes o derechos que debían ser incorporados por adición a la masa hereditaria, debió acudir a las normas legales y reglamentarias que rigen en el Impuesto sobre Sucesiones, fuera un procedimiento de gestión o de inspección, pues donde la ley no diferencia no deben hacerse diferencias, además de ser preceptiva la aplicación de la normativa específica, la del tributo en cuestión, sobre la general tributaria o administrativa.
Por el contrario, la Administración de la Generalitat Valenciana no siguió el procedimiento especial para adicionar bienes y derechos a la masa hereditaria, aplicando el procedimiento general de inspección previsto en la Ley General Tributaria, por lo que prescindió total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido, incurriendo en la causa de nulidad del artículo 217.1- e) de la Ley General Tributaria .
En consecuencia, y sin necesidad de realizar otras consideraciones, procede la anulación de los actos impugnados, tanto las liquidaciones de deuda como las sanciones, así como las resoluciones del TEARCV que las confirmaron, con estimación de la demanda. ST 525/2016 TSJ CV 29/06/2016.

1 comentario:

  1. Muy buena entrada, como es habitual. Creo que este caso pasa en otras CCAA. Saludos.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total