4.6.17

EXTINCION DE COMUNIDAD DE BIENES PROCEDENTE DE LA HERENCIA DE SUS PADRES

ST TJS ILLES BALEARS de fecha 31/03/2017
Hechos:
1º.- 22/02/2010 los 4 hermanos Elisa, Justa, Felipe y Juan-Luis otorgan escritura de herencias de sus padres Rosa y Leonardo, fallecidos el 5/07/2007 y 26/08/2009, respectivamente.
Los cuatro hijos son herederos de ambas herencias por partes iguales;
y se adjudicaron la propiedad de la totalidad de los bienes hereditarios de sus padres por cuartas partes indivisas
 2º.- El 3/02/2011 otorgan escritura de extincíón de condominio haciendo se constar en la misma que se valora lo adjudicado a cada comunero en 337.005,50 euros, quedando plenamente "pagados, saldados, satisfechos, liquidados y finiquitados" de cuantos derechos ostentaban en la comunidad.
3º.- El 28/02/2011 se presenta el documento notarial de extinción de condominio, junto con el modelo 600 por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPyAJD), por el concepto de extinción de condominio.
4.-ºEl 27/03/2012 la Agencia Tributaria de Illes Ballears, practica propuesta de liquidación provisional por TPO debido al error de calificación del hecho imponible, por tratarse de permuta a consecuencia de la extinción de varias comunidades, con un exceso de adjudicación que había recibido D. Juan Luis en la extinción de la comunidad de bienes por herencia materna, resultando una deuda a ingresar 8.369,93 euros ( 11.278,48 euros de cuota menos 3.370,06 euros ingresados en la autoliquidación).
5º.- Tras las alegaciones del contribuyente, el 2/05/2017 la  la Agencia Tributaria de Illes Ballears emite liquidación provisional por TPO con una base de 161.121,19€, cuota de 11.278,48€, más intreses de demora y menos lo ya pagado por AJD 3.370,06€; a ingresar 8.369,93 euros.
6º.- El actor interpone frente a la liquidación provisional reclamación económico-adminsitrativa ante el TEAR invocando que se había producido la extinción de una comunidad de bienes en un acto único, no existiendo excesos de adjudicación, no pudiendo tributar por TPO.
7º.- El TEAR desestima la reclamación en resolución de 26/02/2016, invocando el artículo 7.2 b) del Texto refundido de la Ley ITPyAJD, considerando que la indivisibilidad debe proyectarse sobre el conjunto de los bienes que conforman cada una de las herencias, y en el caso examinado existían dos comunidades de bienes, no una sola, por lo que debe analizarse la indivisibilidad, la compensación en metálico y los excesos de adjudicación respecto de cada una de ellas.
Lo que dice el TSJ:
"En el asunto examinado, resulta que a partir de la escritura pública otorgada el 22 de febrero de 2010, los cuatro hermanos Felipe Justa Juan Luis Elisa se adjudicaron los bienes y derechos que conformaban el caudal relicto de dos causantes, su madre y su padre, fallecidos respectivamente el 5 de julio de 2007 y el 26 de agosto de 2009, y efectuaron esta concreción del derecho hereditario abstracto mediante la atribución a cada uno de los herederos de una cuota igual de propiedad indivisa, una cuarta parte, sobre el respectivo patrimonio hereditario.

Así, en el referido instrumento notarial de fecha 22 de febrero de 2010 se diferenció la adjudicación de la porción de condominio, por un lado, en el caudal hereditario materno (valorado en un total de 520.932,06 euros, correspondiendo a cada hijo (130.233,02 euros) y, por otro lado, en el caudal hereditario paterno (valorado en un total de 1.229.418,60 euros, correspondiendo a cada hijo (307.354,65 euros).

En el citado instrumento público notarial se formalizaron dos actos jurídicos distintos, derivados de la sucesión mortis causa en la herencia de la madre, por un lado, y del padre, por el otro. Las dos comunidades hereditarias se transformaron en dos comunidades de bienes ordinarias, en cada una de las cuales los cuatro hermanos Felipe Justa Juan Luis Elisa disponían del derecho de propiedad de una cuarta parte indivisa.

Por consiguiente, esta Sala no comparte la tesis abogada por la parte actora acerca de que en la escritura de adjudicación de herencia se constituyó una única comunidad de bienes integrada por la acumulación del patrimonio dejado por los dos progenitores causantes, sino que en una sola escritura pública se adjudicaron entre los herederos dos herencias distintas y se constituyeron -por transformación- dos comunidades de bienes.

De forma coherente con el anterior aserto, en la posterior escritura pública otorgada el 3 de febrero de 2011 se extinguieron las dos comunidades de bienes mencionadas, y en la liquidación se otorgó a ciertos bienes procedentes de la herencia paterna un valor distinto del fijado en el año 2010. La comunidad de bienes conformada por los bienes y derechos de la herencia materna se valoró en 415.537,25 euros (igual que en el año 2010) y la comunidad de bienes derivada de la herencia paterna se valoró en 932.474,75 euros (frente a los 1.229.418,60 euros tasados en el año 2010).

A cada partícipe le correspondía una cuarta parte indivisa, con una cuota ideal respectiva de 103.884,31 euros en la comunidad de bienes "materna" y de 233.118,69 euros en la comunidad de bienes "paterna" (incluyendo el derecho de atraque, de acuerdo con el inventario y título de propiedad contenido en la escritura pública de 22 de febrero de 2010).

Por consiguiente, la extinción debe examinarse respecto de cada una de las dos comunidades de bienes.

Al actor, respecto de la comunidad de bienes "materna" se le atribuyó la propiedad exclusiva de un local sito en la Calle Bisbe Joan Maura de Palma, valorado en 265.005,50 euros, cuando su cuota de condominio (1/4 parte indivisa) correspondía a un importe de 103.884,31 euros, resultando un exceso de 161.121,19 euros, sin que se compensase el mismo en metálico, como exige el  artículo 1062  CC , sino mediante un déficit de adjudicación a su favor en la extinción de la comunidad de bienes "paterna" (72.000 euros frente a los 233.118,69 euros que le correspondían).

Si bien esta Sala considera que si bien existía imposibilidad de división de las dos comunidades de bienes por partes relativamente iguales, en cuanto concierne al asunto examinado, el actor adquirió un derecho de propiedad de valor superior a la cuota de condominio que disponía en la comunidad de bienes "materna", sin haber compensado el exceso en metálico, como exige el  artículo 7.2  TRLITPyAJD y por remisión, el  artículo 1.062  CC .

Por consiguiente, debemos concluir, examinada la escritura correspondiente y la documentación obrante en el expediente, así como en atención a la descripción de los bienes efectuada en el Fundamento primero, que no nos encontramos ante un supuesto de excepción de los previstos en el artículo 7.2 b) del Real Decreto Legislativo 1/1993 , sin que se produzca un tratamiento tributario discriminatorio que infrinja el artículo 14 de la Constitución .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total