18.4.17

DEUDA DEDUCIBLE TRIBUTOS Y SEGURIDAD SOCIAL SATISFECHA POR LOS HEREDEROS, ALBACEAS O ADMINISTRADORES


 13.2 LISD. "En especial, serán deducibles las cantidades que adeudare el causante por razón de tributos del Estado, de Comunidades Autónomas o de Corporaciones Locales o por deudas de la Seguridad Social y que se satisfagan por los herederos, albaceas o administradores del caudal hereditario, aunque correspondan a liquidaciones giradas después del fallecimiento".
Liquidación girada por el Impuesto sobre Sucesiones por importe de 3.676,19 € contra Serafina.
Serafina pretende que tenga la consideración de deuda deducible en el ISD la cantidad adeudada por la causante (doña Gloria, madre de Serafina, fallecida el 20 de noviembre de 2007) por el Impuesto sobre Sucesiones devengado por la herencia de el hermano de doña Gloria (don Luis Francisco , fallecido el 10 de marzo de 2004), deuda que se encontraba pendiente  al fallecer la causante, doña Gloria.
Entiende Serafina que la deuda tributaria en cuestión debió considerarse acreditada al ser sobradamente conocida su existencia por la Administración ya que se trataba de una deuda pendiente con ella misma, y así se le informó a través de los diferentes escritos de alegaciones y/o de recurso administrativo que Serafina presentó en los que indicó, incluso, el número de expediente en el que tal deuda constaba y el órgano en el que el expediente se había tramitado (expediente NUM001 , tramitado por la Dirección General de Tributos de la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid). Invoca en apoyo de su tesis el  art. 35.f)  LRJyPAC , en virtud del cual, los administrados no tienen obligación de presentar documentos que ya se encuentran en poder de la Administración.
El TEAR desestimo la reclamación económico administrativa rechazando que pueda calificarse de deuda deducible la cantidad adeudada por la causante  por el Impuesto sobre Sucesiones devengado por la herencia de su hermano, que se encontraba pendiente al fallecer la causante, por considerar que ni se ha acreditado la existencia de tal deuda ni que ésta haya sido satisfecha por herederos, albaceas o administradores del caudal hereditario, tal y como exige el  art. 13.2   de la  LISyD.
El TSJ dice que Serafina mencionó, efectivamente, el número de expediente en el que la deuda debía constar, pudiendo, asimismo, deducirse cuál era el órgano administrativo tramitador del mismo. Ahora bien, lo único que la actora indicaba en ambos escritos es que el expediente de liquidación de la deuda se estaba tramitando, sin manifestar en ningún momento que en dicho expediente constara ya la deuda fijada en la correspondiente liquidación. Por ello, entendemos que no resultaba procedente al amparo del  art. 34.1.h)  LGT la comprobación por la Administración del expediente indicado ya que ni siquiera se decía por la actora que tal deuda estuviera ya fijada, sino, simplemente, que se estaba tramitando el procedimiento para su fijación.
Además, para que proceda la deducción de esta deuda tributaria de la causante, como también indicaba el TEAR en la resolución impugnada, no sólo era necesario acreditar su existencia, sino también haber sido satisfecha por los herederos, albaceas o administradores del caudal hereditario, como expresamente indica el  art. 13.2  LISyD, y nada se alega en la demanda sobre este requisito sin que conste, por tanto, que la deuda que se invoca hubiera sido pagada. TSJ Madrid 20/07/2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total