14.10.15

DONACION CON PROHIBICIÓN DE DISPONER


La prohibición de disponer supone una merma de las facultades dispositivas del nuevo titular del bien pero no supone un límite a la adquisición de los bienes y por lo tanto no puede entenderse comprendida dentro de los supuestos a que se refieren los artículos 24 de la Ley 29/1987 y 47.3 de su Reglamento para suspender el devengo del Impuesto.
Por lo tanto, el devengo del Impuesto se produce el día que se celebre el acto o contrato.
Debiendo liquidarse el Impuesto correspondiente a la plena propiedad de los bienes asignados a cada donatario.

Interpretación de consulta 0099-99

Pregunta y respuesta en FORO SUR (OL de Órgiva):

A la hora del cálculo para la base imponible entre una donación con prohibición de enajenar y una donación pura y simple, ¿existe alguna diferencia?... ¿se puede reducir dicha base en algo?  Porque está claro que dicha prohibición, de una u otra manera afecta, o debería afectar, creo yo, al valor real del bien…
 Pasado un tiempo y constituida/inscrita dicha donación con prohibición de enajenar, el DONANTE decide renunciar a dicha prohibición de enajenar en otra escritura pública… ¿liquidaría dicha renuncia?
 Saludos y gracias por adelantado…
En mi opinión (ANGEL-ORGIVA) y a tenor de lo que establece el artículo 12 de la ley 29/1987, en el sentido de que  únicamente serán deducibles del valor real de los bienes, "..... las cargas o gravámenes de naturaleza perpetua, temporal o redimibles que aparezcan directamente establecidos sobre los mismos y disminuyan realmente su capital o valor.....".   y a pesar de que la prohibición de disponer o enajenar supone una merma de las facultades dispositivas del nuevo titular del bien,  no supone, sin embargo,  un límite respecto del  valor real  de los bienes objeto de donación y, por tanto, no puede entenderse comprendida dentro de los supuestos a que se refiere el citado artículo ni para constituir una figura fiscal propia  ni como carga, deuda, gravamen o gasto deducible.
Por tanto si no liquida o afecta a la Base Imponible, en la constitución, tampoco lo hará, lógicamente, en la cancelación o renuncia. Sólo habrá de repercutir en la correspondiente inscripción registral.
 Saludos desde Órgiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total