20.11.12

DONACION Y ACTA DE NOTORIEDAD PARA INSCRIBIR FINCA INMATRICULADA


TSJ LA Rioja ST 106/11  de 7 de Marzo.
Dice el TEAR, al que le quita la razón el TSJ como veremos: "En este caso, estamos ante el otorgamiento de un acta de notoriedad, definida en el art. 209 del Decreto de 02/06/1944 como aquélla que tiene por objeto "la comprobación y fijación de hechos notorios sobre los cuáles puedan ser fundados y declarados derechos y legitimadas situaciones personales y patrimoniales con trascendencia jurídica", llevado a cabo con la finalidad de complementar (de suplir) un título público de donación y lograr su acceso al Registro de la Propiedad al amparo de lo que establece el art. 199 de la Ley Hipotecaria, "La inmatriculación de fincas que no estén inscritas a favor de persona alguna se practicará ... b) mediante el título público de su adquisición, complementado por acta de notoriedad, cuando no se acredite de modo fehaciente el título adquisitivo del transmitente o enajenante". En el transcurso del procedimiento, el fedatario competente constató que, en la escritura pública que documentó la adquisición por los Sres. Teodoro (donatario) , se reflejaba la falta de título de la transmitente Dª. Cesárea (donante), por lo que llevó a cabo las pruebas que estimó necesarias y al estimar justificado en forma notoria que era la propietaria anterior de la finca, lo expresó así en el acta. Es evidente, en consecuencia, que estamos ante el supuesto contemplado en el transcrito art. 7-2-C de la Ley del Impuesto , existencia de un acta complementaria de documento público, supletoria del título de la transmitente, susceptible de ser gravada, salvo que se acredite la concurrencia de alguna de las excepciones que el propio precepto establece (haberse satisfecho ya el impuesto, o tratarse de una transmisión no sujeta o exenta). Pero teniendo en cuenta que la transmisión a considerar no es la producida entre Dª. Cesárea y sus nietos (la donación), sino la anterior por la que la primera adquirió el dominio sobre el bien, ya que en estos casos se dan dos hechos imponibles distintos, uno por la adquisición de la finca por el donatario y otro por el otorgamiento del acta complementaria que, a través de una ficción legal, viene a constituirse en el título de adquisición de la donante, como si se hubiera celebrado un contrato de compraventa o similar. Es decir, se está estableciendo una especie de mecanismo sustitutorio del impuesto que se hubiera exigido en su día de haberse declarado la adquisición. En esta situación, la práctica de una liquidación por la oficina gestora resultaba procedente, al no haberse acreditado que Dª. Cesárea satisfizo el impuesto en su día". Por todo lo anteriormente expuesto procede estimar el recurso contencioso-administrativo interpuesto y anular la resolución del TEAR de fecha 30 de abril de 2010, sin expresa imposición de costas.
En igual sentido la Consulta V0307-12:
Para determinar la tributación de las actas de notoriedad en TPO,  regla general y una regla especial:
Regla general: Las actas de notoriedad se consideran transmisiones patrimoniales a efectos de la liquidación y pago de este impuesto. Es decir, constituyen una operación sujeta a TPO.
Regla especial: Las actas de notoriedad no se consideran transmisiones patrimoniales a los efectos expuestos cuando se acredite el pago del impuesto –o la exención o la no sujecióncorrespondiente al título que se supla por dicha acta de notoriedad.(...) es irrelevante que la consultante y sus hermanos vayan a satisfacer cuota o no por el impuesto correspondiente a la adquisición por herencia del inmueble que pretenden inmatricular por el procedimiento previsto en el artículo 298.1.2º del Reglamento para la ejecución de la Ley Hipotecaria, aprobado por Decreto de 14 de febrero de 1947, ya que el título de esta adquisiciónla escritura pública de aceptación de herencia (nos vale aquí también la escritura de donación)no necesita ser suplido por el acta de notoriedad.Lo que sí necesita ese título para su inscripción en el Registro de la Propiedad, de acuerdo con lo dispuesto en la letra b) del artículo 199 del Texto Refundido de la Ley Hipotecaria, aprobado por Decreto de 8 de febrero de 1946, es ser complementado por acta de notoriedad, dado que la finca no está inscrita en dicho registro y no se ha acreditado de modo fehaciente el título adquisitivo del transmitente o enajenante (los padres, en este caso) (el donante). En este caso, el citado artículo 298 del Reglamento Hipotecario determina en el número 2º de su apartado 1 que, en defecto de documento fehaciente del título del transmitente o causante, para inmatricular fincas no inscritas a favor de persona alguna, debe complementarse el título público adquisitivo con un acta de notoriedad acreditativa de que el transmitente o causante es tenido por dueño.Es el título de la adquisición de este transmitente o causante (en este caso los causantes) el que, en su caso, va a ser suplido por el acta de notoriedad y, por tanto, por tal adquisición es por la que debe acreditarse haber satisfecho el impuesto –o la exención o no sujeción – si se pretende evitar la sujeción del acta de notoriedad a la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas.Es decir, si no ha tributado por el contrato privado de compraventa por el que adquirieron sus padres el inmueble al estar prescrito, tendrán que tributar por el acta de notoriedad como transmisión patrimonial onerosa al tipo impositivo que corresponda a la transmisión de bienes inmuebles; este criterio se ha manifestado ya en diversas consultas como la V2298-09; V1990-09, entre otras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total