26.1.12

RENUNCIA DEL BENEFICIARIO DEL SEGURO DE VIDA

1 señor que había contratado un seguro de vida designando única beneficiaria del mismo a una amiga suya.
Fallece, dicho señor, en estado civil de divorciado, dejando un único hijo, nada de bienes y sin haber otorgado testamento.
En un gesto que le honra, la amiga del difunto decide renunciar gratuitamente al percibo del seguro de vida, para que lo pueda cobrar el hijo del muerto.
Importe de la prestación al que va a renunciar: 60.000€.

Tributación en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones:
La percepción de cantidades por el beneficiario de un seguro de vida, cuando el contratante (el tomador) es persona distinta del beneficiario, constituye un hecho imponible del ISD diferenciado del correspondiente a las adquisiciones por título sucesorio y de las donaciones, aunque se liquiden acumulando su importe al del resto de bienes de la porción hereditaria del beneficiario.  Hecho imponible que consiste, como dice el 3.1c) LISD, en "la percepción de cantidades por los beneficiarios de contratos de seguros sobre la vida"; de lo que se deduce que el hecho imponible no se produce si el beneficiario del seguro de vida no llega a percibir la prestación derivada del seguro de vida.
Por tanto, si la persona designada como primera (o única) beneficiaria renuncia de forma pura, simple y gratuita a la prestación, respecto de ella no se produce el hecho imponible del ISD al no percibir ni formal ni materialmente la prestación; en consecuencia, se traslada la condición de sujeto pasivo a la persona designada como beneficiario en segundo lugar (y si no hay más beneficiarios, entiendo que por aplicación del 84 LCS, al heredero (o los herederos, según testamento o legislación civil aplicable).

Pero la renuncia a ser beneficiario de la prestación debe hacerse antes de aceptar la condición de beneficiario, pues desde el momento en que se produzca la aceptación formal, por ejemplo, por renunciar a favor de persona determinada -en este caso, por renuncia de la beneficiaria en favor del hijo del difunto-, el-renunciante, se convertiría en sujeto pasivo del ISD respecto a la prestación derivada del seguro de vida; y además, de conformidad con el 28.2 LISD se habría de liquidar el ISD -modalidad Donaciones- por el favorecido por la renuncia.

Reducciones posibles.-
20.2.b LISD: Reducción del 100% de la prestación con un límite de 9.195,49€ si su parentesco con el difunto es de cónyuge, ascendiente, descendiente, adoptante o adoptado. Reducción única por sujeto pasivo.
+ las las reducciones por parentesco del 20.2.a) LISD o de la Comunidad Autónoma cuya legislación se aplique que sean más favorables a las estatales.Si bien, teniendo en cuenta que el parentesco que hay que considerar a la hora de liquidar el impuesto del sujeto pasivo en renuncia pura, simple y gratuita, es el que tenía el renunciante con el causante, siempre que tenga señalado uno superior al propio del sujeto pasivo por su relación de parentesco con el difunto. Así, en este supuesto, la renunciante es Grupo IV de parentesco, mientras que el hijo del causante, sujeto pasivo, es grupo I ó II; ¿Cuál se aplica? El que más pica: el IV, que no da derecho a reducción alguna. Ni tampoco en la Comunidad Valenciana a bonificación en cuota del 99%.

Consultas consideradas: 1668-04, V1767-06 y 2252-03.

6 comentarios:

  1. POr favor me gustaría conocer vuestra oponión, : un tomador de seguro de vida nombra dos beneficiarios, conyuges y en su defecto ( así se señala) a su ahijado. Fallece el tomador y días despues su mujer, ( quien no realzia acto alguno de disposción del seguro). ¿ Quien debe cobrarlo ? el segundo beneficiario o los herederos de la mujer del tomador. gracias

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión, como la beneficiaria (esposa del difunto) está viva en el momento en que fallece el tomador, el derecho a cobrar el seguro lo tiene ella, que como está muera, pasa los herederos de ella. Yo creo que el ahijado, salvo que sea heredero de la 1ª beneficiaria, no rasca bola.

    ResponderEliminar
  3. Creo que si los beneficiarios están vivos de lo que significa que pueden reclamar el dinero del seguro de vida después de la muerte de su pareja.
    Seguros de Vida

    ResponderEliminar
  4. En principio, el "ahijado" podrá hacer valer su condición de "beneficiario correlativo" probando a través del correspondiente certificado de defunción el fallecimiento de la primera beneficiaria, siendo así, la aseguradora no podrá oponerse frente a la reclamación del "ahijado", salvo que los herederos LEGALES de la primera beneficiaria reclamen su posición por sucesión de los drechos legítmos de ésta. Debemos partir de la base que la cía. aseguradora no se presta a hacer de "detective" a la hora de descifrar si existen o no herederos para el caso de fallecimiento de uno de los beneficiarios ( solo hace esta labor en caso de que fallezca el tomador/asegurado de la póliza de vida, solicitando certif. de defunción del finado, certif. matrimonial del causante, copia del D.N.I. del finado, declaración de últimas voluntades/testamento del causante o en su defecto declación de herederos, fe de vida del beneficiario/s, DNI de éstos), si el "siguiente beneficiario correlativo" demuestra el fallecimiento del primer beneficiario, la cía. aseguradora no tiene por qué investigar si hay o no herederos legales de la difunta primera beneficiaria solo tiene el deber de cerciorarse de que el segundo beneficiario demuestra el fallecimiento de la primera beneficiaria, otra cosa sería ya que los herederos legales de la primera beneficiaria tuviran constancia de que el "ahijado" ha heredado en fraude de sus derechos.*, siendo así podrían impugnar la indemnización recibida el ahijado.

    ResponderEliminar
  5. Me gustaria pregutarle sobre el articulo 28 del imluesto del ISD 1987 que trata el grado de parenteco a aplicar cuando exista una renuncia o repudiacion deal herencia o legado. En el ejemplo que tratamos, el seguro de vida no forma parte de la herencia o legado, y por lo tanto entiendo que no cabe la aplicacion del articulo 28. Por lo tanto, el hijo si que se podria acojer a las reducciones que el ISD de cada CCAA haya determinado para los beneficiarios con grado de parentesco de hijos.

    ResponderEliminar
  6. Continuo, en las consultas que nos ha proporcionado, queda patente que en los casos de renuncia de herencia o legado ( 1767-06 y 2252-03) hacienda menciona especificamente el articulo 28 para determiner el grado de parentesco. Por otro lado, en la renuncia del seguro de vida(1668-04) no existe ninguna referencia al articulo 28.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total