17.4.11

BAJA DE UN ACTIVO INTANGIBLE


Los elementos de un inmovilizado intangible se darán de baja en el momento de su enajenación o disposición por otra vía o cuando no se espere que generen beneficios o rendimientos económicos en el futuro o dejen de cumplir las condiciones necesarias para su mantenimiento como inmovilizado intangible, como les sucede a los gastos de investigación y desarrollo.
En caso de enajenación o disposición por otra vía, el importe que se obtenga menos los costes de venta, determinará el beneficio o pérdida obtenida al dar de baja dicho elemento.
En caso de pérdida de valor irreversible no sistemática o incumplimiento de las condiciones, se dará de baja contra pérdidas procedentes del inmovilizado intangible.
Fiscalmente, las pérdidas irreversibles en elementos del inmovilizado intangible son  deducibles en la determinación de la base imponible, salvo que estén producidas por causas voluntarias.

Baja del Inmovilizado inmaterial. NRV 6ª de PGC y de PGC PYMES
Si una vez reconocido como activo hay dudas razonables sobre el éxito técnico o la rentabilidad económico-comercial del proyecto, los importes registrados en el activo deberán imputarse directamente a pérdidas del ejercicio.

Registro Contable:
A la izquierda:
670 Pérdidas procedentes de inmovilizado intangible (por el importe del valor neto contable) 
280 Amortización acumulada de inmovilizado intangible.
A la derecha: 
20 Inmovilizado intangible de que se trate



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total