22.1.11

LA RESPONSABILIDAD TRIBUTARIA

CONCEPTO DE RESPONSABLE TRIBUTARIO. ARTÍCULO 41 LGT.
El artículo 41 LGT establece el marco jurídico de esta figura.
El responsable es un tercero; para la AT cumple un papel de garantía; así va a tener reforzado su crédito: va a poder exigir la deuda al deudor y al responsable.
Tercero significa que no es el ha pecado (cometido el hecho imponible) pero se coloca junto al deudor principal por que la ley lo dice, para garantizar el pago de una deuda tributaria. Es una figura parecida a la del fiador.
41.1 LGT.- La ley puede fijar responsables subsidiarios y solidarios de la deuda tributaria, junto al deudor principal. Uno es responsable si la ley dice que es responsable. El responsable se pone junto al deudor principal (no lo desplaza, ni es su sustituto).Se trata de una medida de aseguramiento del crédito (TS 16-5-91, RJ 4178), que puede utilizar la Administración en caso de impago del deudor principal.
Pueden ser responsables tanto las personas (físicas y jurídicas), como las entidades.
41.2 LGT.- Salvo que la ley diga expresamente otra cosa, la responsabilidad es siempre SUBSIDIARIA (PRINCIPIO DE SUBSIDIARIEDAD).
La responsabilidad no se presume, tiene que estar configurada en la ley. Si no, no existe. Pero si no se dice de qué tipo es, es subsidiaria.La falta de pago del deudor principal es requisito común a la responsabilidad subsidiaria y solidaria. En ambos casos se produce falta de pago de la deuda por aquel. Sin embargo, si la responsabilidad es solidaria, no se requiere que la Administración tributaria lleve el procedimiento hasta la declaración de crédito incobrable y deudor fallido. Por ello, con carácter general, la subsidiariedad es más favorable que la solidaridad, pues exige previa declaración de fallido de deudor principal y de los demás responsables solidarios.
Presupuesto necesario para iniciar el procedimiento de derivación de responsabilidad
TEAC unif criterio 9-6-10.
La derivación de la acción para exigir el pago a los responsables requiere, en todo caso (y no sólo en caso de responsabilidad subsidiaria), un acto administrativo en el que se dé audiencia al interesado, se declare su responsabilidad y se determine su alcance. Dicho acto ha de notificarse expresando los elementos esenciales de la liquidación. Desde ese momento se confieren al responsable todos los derechos del deudor principal.
No obstante, la LGT contempla la posibilidad de que una norma con rango de Ley excluya la necesidad de dictar elacto de derivación (LGT art.41.5). Tal posibilidad existe en el IRNR respecto del responsable pagador de rendimientos sin establecimiento permanente (LIRNR art.9.3 redacc L 36/2006).
La obligación del responsable no se transmite al heredero, salvo que se hubiera notificado el acuerdo de derivación antes del fallecimiento (LGT art.39.1).
41.3 Responsabilidad...¿De qué?
Con carácter general alcanzará a TODA LA DEUDA exigida en período VOLUNTARIO y no a las sanciones ni al recargo de apremio, siendo este último exigible al responsable, únicamente cuando este no efectúe el pago de la deuda derivada en el período voluntario que a tal efecto se le ha de conceder (LGT art.41.3 redacc L 36/2006).La cuestión de la extensión de la responsabilidad a los intereses de demora -polémica con la LGT/1963-, se clarifica en la LGT, que limita la responsabilidad patrimonial a la totalidad de la deuda exigida en período voluntario (LGT art.41.3 redacc L 36/2006).
Lo que dice JRIBES: el responsable responde de la cuota impagada (SI); de los I.D. (depende).
Ej. Sociedad en un ejercicio no declara cierta facturación (oculta ventas). AT incoa Acta y practica liquidación: ventas no declaradas + ID. Para esa liquidación me dan plazo voluntario y si no paga el deudor, se inicia su período ejecutivo. De esa deuda tributaria (cuota + ID) exigida en período voluntario sí tiene que responder el responsable. Del resto de ID y otros recargos no.
De los recargos del período ejecutivo que son del deudor principal, no. De los recargos de extemporaneidad: zona gris. Puede ser. JC Ribes dice que si se los exigen, recurriría, por no es período voluntario.
La responsabilidad no alcanza a las sanciones, que no forman parte de la deuda.
El responsable también dispondrán de su período voluntario para ingresar. Si no paga dentro de ese período se habrá ganado a pulso los regaros del 28 LGT (los suyos propios) + I.D.
Se excepciona de esta regla el supuesto del 42.2 LGT, puesto que en este caso la responsabilidad se extiende al pago de la deuda tributaria pendiente y al de las sanciones tributarias, incluidos el recargo y el interés de demora del período ejecutivo

41.4 LGT.- La responsabilidad no alcanzará a las sanciones salvo excepciones que la LGT u otra ley digan expresamente. La LGT (art.41.4) excluye la posibilidad de que se reclame al responsable el pago de las sanciones impuestas al deudor principal. Así ha de ser cuando la responsabilidad no derive de la comisión de una infracción tributaria, puesto que supondría una vulneración del principio de personalidad de la pena. Sin embargo, la exigencia de responsabilidad subsidiaria respecto de las sanciones no lesiona este principio en los casos en que el presupuesto de hecho de la responsabilidad esté constituido por la participación en un acto ilícito del propio responsable (TSJ Madrid 24-4-08, Rec 853/04). El único supuesto en el que no se produce la extensión de la responsabilidad a las sanciones es el de los administradores de las personas jurídicas que cesan en sus actividades dejando deudas tributarias pendientes. La exclusión de las sanciones en este último supuesto es ineludible, toda vez que la conducta del administrador, aunque negligente, no alcanza la gravedad necesaria para ser constitutiva de integrar una infracción tributaria (TSJ Cantabria 25-5-09, Rec 883/07).
41.6 LGT.- El pago de la deuda por el responsable tributario genera un enriquecimiento injustificado en el patrimonio del deudor principal (disminuye su pasivo y también el activo del responsable) y un derecho del responsable frente al deudor principal del reembolso del importe satisfecho. Así lo configurael principio general del derecho que prohibe el enriquecimiento injusto y el 41.6 LGT que remite la legislación civil

41.5 "Salvo que una norma con rango de ley disponga otra cosa, la derivación de la acción administrativa para exigir el pago de la deuda tributaria a los responsables requerirá un acto administrativo en el que, previa audiencia al interesado, se declare la responsabilidad y se determine su alcance y extensión, de conformidad con lo previsto en los artículos 174 a 176 de esta ley. Con anterioridad a esta declaración, la Administración competente podrá adoptar medidas cautelares del artículo 81 de esta ley y realizar actuaciones de investigación con las facultades previstas en los artículos 142 y 162 de esta ley.
La derivación de la acción administrativa a los responsables subsidiarios requerirá la previa declaración de fallido del deudor principal y de los responsables solidarios."
APARTADO DESCOLOCADO PORQUE HABLA DE PROCEDIMIENTO. EXPLICACIÓN:
Salvo que una ley diga otra cosa, para dirigirse contra el responsable (tanto subsidiario como solidario) se produce lo que se llama "derivación" -porque se gira la escopeta de la AT y se dirige contra el 3º responsable-. Esto requiere de un acto adiministrativo: "ya que usted cumple los requisitos del artículo x, a usted le ha tocado la china y le designamos responsable". Recordemos que en la sucesión tributaria no hace falta acto administrativo. Con notificar la deuda, se cumple.
Todo empieza así:
1º Comunicación de inicio del procedimiento de derivación de responsabilidad (usted tiene papeletas para que le toque la lotería.
2º Antes de la derivación de responsabilidad: TRAMITE DE AUDIENCIA para efectuar ALEGACIONES: decir a la AT cosas como:"ud. por qué cree que yo soy responsable" y tener ACCESO AL EXPEDIENTE.
3º Acuerdo de derivación de responsabilidad.
Antes de que sea declarado responsable, la AT puede adoptar MEDIDAS CAUTELARES del 81 LGT para evitar que el posible responsable se deshaga de su patrimonio personal para cuando le toque el turno. También puede la AT iniciar actuaciones de INVESTIGACION del 142 y 162 LGT.
Para que la AT se dirija contra los responsables tiene que antes haber DECLARADO FALLIDOS al deudor principal y responsables solidarios (si los hubiera).
RESPONSABLE SUBSIDIARIO VS RESPONSABLE SOLIDARIO
Responde en defecto de deudor principal y de responsables solidarios.
El responsable solidario responde SIMULTÁNEAMENTE, JUNTO CON EL DEUDOR PRINCIPAL
No es una diferencia de cantidad sino del MOMENTO en que se responde: la AT va 1º a por el deudor principal y a por el responsable solidario y luego a por el responsable subsidiario; mientras que puede ir a la vez a por el deudor principal y a por el responsable solidario.
DECLARACION DE FALLIDO:

Cuando el procedimiento de derivación de responsabilidad se haya iniciado con posterioridad a la entrada en vigor de la LGT (1-7-2004), pero los presupuestos de hecho fueran anteriores, se aplica la LGT/1963 en cuanto a la valoración y alcance de la responsabilidad, aunque se apliquen las normas procedimentales de la actual LGT.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Páginas vistas en total