12.1.11

IMPROCEDENCIA DE REDUCCION EN COLATERALES DE TERCER GRADO POR AFINIDAD

ST TSJ Valencia 9-06-2010

La única cuestión que se plantea en este proceso es el cálculo de la base liquidable del I. sobre Sucesiones, determinando si cabe realizar alguna reducción en la base imponible por inclusión de la contribuyente, colataral de tercer grado por afinidad del causante en alguno de los grupos de parentesco que regula el artículo 20 de la Ley 29/1987.
El artículo 20 de la Ley 29/1987 dice:
"Artículo 20 . Base liquidable
1. En las adquisiciones «mortis causa», incluidas las de los beneficiarios de pólizas de seguros de vida, la base liquidable se obtendrá aplicando en la base imponible la reducción que corresponda de las incluidas en los grupos siguientes:
- Grupo I: Adquisiciones por descendientes y adoptados menores de 21 años, dos millones de pesetas, más quinientas mil pesetas por cada año menos de veintiuno que tenga el causahabiente, sin que la reducción pueda exceder de seis millones de pesetas.
- Grupo II: Adquisiciones por descendientes y adoptados de 21 o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes, dos millones de pesetas.
- Grupo III: Adquisiciones por colaterales de segundo y tercer grado, ascendientes y descendientes por afinidad, un millón de pesetas.
- Grupo IV: Adquisiciones por colaterales de cuarto grado, grados más distantes y extraños, no hay lugar a reducción."
Pues bien, el análisis sistemático y de conjunto del precepto no deja lugar a dudas no cabe duda que el Grupo III viene referido a las reducciones correspondientes a adquisiciones por colaterales de segundo y tercer grado y a ascendientes y descendientes por afinidad, de manera separada y con correspondencia a dos grupos bien diferenciados: colaterales de 2º y 3º grado de consanguinidad y ascendientes y descendientes por afinidad.
Es cierto que la técnica de redacción de la norma es deficiente y que podía haberse sistematizado de una manera más clara, pero la valoración armónica y global del precepto permite alcanzar la conclusión expuesta en el apartado anterior, pues la consanguinidad es tratada en los grupos I y II, continuando en el III con el supuesto de consanguíneos colaterales de 2º y 3º grado, limitando el legislador los beneficios fiscales, la reducción por parentesco, en supuestos de afinidad tan solo a los ascendientes y descendientes, nada más, sin poder extenderlo a otras categorías de afinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total