29.12.10

GANANCIA PATRIMONIAL POR DONACION DE BIENES INMUEBLES

Me ha donado mi madre una vivienda en un pueblo de Toledo, hemos pagado los impuestos correspondientes y cuotas de notario, pero quería saber si tengo que hacer constar esto en la declaración de IRPF de este año, ya que recibí el inmueble el año pasado y cuánto tengo que pagar.

La adquisición de la vivienda por donación tributa en sede del beneficiario (donatario) en el impuesto sobre sucesiones y donaciones, que es competencia de la Comunidad Autónoma en la que radique el inmueble. La sujeción a gravamen por ISD en sede del donatario impide la tributación por el IRPF.

No obstante lo comentado anteriormente es muy importante tener presente que la donación de la vivienda sí tiene impacto en la tributación de IRPF del transmitente (donante), en este caso su madre. De acuerdo con lo dispuesto en la LIRPF la donación puede generar una ganancia o pérdida patrimonial por la diferencia entre el valor de adquisición del inmueble y el valor de transmisión que, en este caso, será el importe por el que se hubiese valorado en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Es decir, en sede del donante el tratamiento a efectos del IRPF es como si se hubiese producido una transmisión teniendo que tributar por la ganancia obtenida al tipo del 19% por los primeros 6000 y del 21% a partir de 6000,01€. A tal efecto se deberán tener en cuenta los coeficientes de actualización del coste de adquisición y en el caso que el inmueble se hubiese adquirido antes de 31.12.1994 resultarán de aplicación los coeficientes de abatimiento que permitirán que una parte de la ganancia patrimonial esté no sujeta al impuesto.

Si la transmisión del inmueble por donación generase una pérdida patrimonial (el valor de adquisición es superior al valor declarado como valor del inmueble a efectos de la donación) deberá tenerse en cuenta que dicha pérdida no se computará a efectos del IRPF.

En todo caso, las implicaciones en el IRPF en sede del beneficiario dependerán del uso o destino que se dé a dicha vivienda:

  • Si se destina a uso o disfrute del contribuyente distinto de la vivienda habitual: la norma presume una renta estimada en el 2% sobre el valor catastral que corresponda al inmueble en el período impositivo o el 1,1% en caso de que el valor catastral haya sido revisado. Si el inmueble ha estado a disposición del sujeto pasivo por período inferior al año, se consignará el número de días de manera que se impute solamente la renta por la parte proporcional de días disfrutados.
  • Si la vivienda recibida se destina al arrendamiento, deberá declarar los ingresos y los gastos necesarios para obtenerlos, incluidas las cantidades destinadas a la amortización del inmueble, con los requisitos previstos en la ley del impuesto. Asimismo, tenga presente que se prevé una reducción del 50% sobre el rendimiento neto obtenido por el arrendamiento del inmueble destinado a vivienda. La reducción puede llegar al 100% cuando el arrendatario tenga entre 18 y 35 años y unos rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas en el período impositivo superiores a 7.381,33€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total