27.12.10

CONSTITUCION DE SOCIEDAD CIVIL

Consulta V1662-10 de 20-07-2010.

Consultante y sus hijos se plantean constituir una sociedad civil sin personalidad jurídica a la que se aportarían todos los inmuebles sin que se transfiera la propiedad jurídica de los mismos, sino que cada titular mantendría la propiedad de los inmuebles, repartiéndose los rendimientos del capital inmobiliario entre los socios en función de su porcentaje de participación en la sociedad civil.

Quiere saber la tributación en IRPF y en ITPAJD.

IRPF:
Sociedad civil, según el 1665 es un contrato por el que dos o más personas se obligan a poner en común dinero, bienes o industria con el ánimo de repartir entre sí las ganancias.

Dado que el estas personas van a mantener la propiedad que les correspondía de los distintos bienes, no efectúan una aportación de los mismos a la sociedad civil, por lo que la constitución de la sociedad civil quedaría limitada en realidad a un acuerdo de reparto de las cantidades obtenidas por la titularidad de los inmuebles entre los socios.

Por su parte, el 392 del Código Civil establece que “Hay comunidad cuando la propiedad de una cosa o de un derecho pertenece «pro indiviso» a varias personas”.

Y de lo manifestado se deduce que se va a mantener la situación de copropiedad, o en su caso de propiedad exclusiva, existente respecto a los distintos bienes y derechos correspondientes al consultante y sus hijos, por lo que se mantendrían la comunidad de bienes existente y los porcentajes de participación en los mismos términos, sin que se disuelva dicha comunidad de bienes ni se creen otras nuevas.

Con independencia de lo anterior, debe señalarse que las rentas percibidas por el arrendamiento de los inmuebles, no constituyendo dicho arrendamiento para sus propietarios una actividad económica, tendrán a efectos del IRPF la naturaleza de rendimientos del capital inmobiliario, por aplicación de lo establecido en el artículo 22.1 de la LIRPF-.
La imputación de las rentas derivadas del arrendamiento de los inmuebles, el artículo 11.3 de la LIRPF establece que se atribuirán a los contribuyentes, que según el artículo 7 de la Ley del IP, sean titulares de los elementos patrimoniales, bienes o derechos, de que provengan dichos rendimientos.”
Por tanto, las rentas obtenidas por el arrendamiento de los inmuebles que se poseen en copropiedad o en comunidad de bienes se imputarán a efectos del IRPF a todos los copropietarios en proporción al porcentaje de participación en la comunidad o titularidad sobre el inmueble. Las rentas obtenidas por el arrendamiento de los inmuebles de la propiedad exclusiva del consultante, se imputarán a éste en su totalidad. La imputación se efectuará con independencia de que los propietarios hagan suyo el importe obtenido, lo cedan gratuita u onerosamente a los otros propietarios en virtud de acuerdos celebrados con éstos para el reparto de las ganancias obtenidas, como ocurre en el caso consultado, o lo destinen a cualquier otra finalidad.
En caso de que en virtud de los acuerdos adoptados uno de los socios entregue parte del importe que le corresponde de dichos arrendamientos a otros socios, el socio titular de los inmuebles de los que proceden dichos rendimientos deberá imputarse los correspondientes rendimientos del capital inmobiliario. En este caso, la entrega de parte de dicho importe a los otros socios, al carecer de contraprestación según los datos aportados, constituiría para estos últimos socios el hecho imponible del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones 3.b) Ley ISD “la adquisición de bienes y derechos por donación o cualquier otro negocio jurídico, a título gratuito e inter-vivos”. Por lo tanto, dicha operación estaría sujeta a dicho impuesto, sin perjuicio de su tributación por el IRPF a que antes se ha hecho referencia.

ITPAJD:
La constitución de sociedades es un acto sujeto a la modalidad OS del ITPAJD, pues este hecho imponible se extiende a todo tipo de sociedades, tanto civiles como mercantiles. A este respecto, cabe traer a colación el aforismo jurídico “Ubi lex non distinguit, nec nos distinguere debemus” (donde la Ley no distingue, tampoco nosotros debemos distinguir), fundado en que si el legislador hubiera querido admitir excepciones —en este caso, excluir algún tipo de sociedad—, hubiera hecho las salvedades oportunas, y que si no lo ha hecho es porque ha optado por incluir a todas las sociedades en el presupuesto de hecho del hecho imponible.
Por tanto, la constitución de una sociedad civil está sujeta a la modalidad OS del ITPAJD, y ello con independencia tanto de que tenga o no personalidad jurídica como de la circunstancia de que realice o no actividades económicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total