11.10.10

FUNCIONES DE DIRECCION. REDUCCION ISD

Para tener derecho a la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio, conforme al art. 4.8.2 d) de la Ley 19/1991, se requiere cumplir, entre otros, un doble requisito: que ejerza funciones de dirección en la entidad y que por ello perciba una remuneración que represente más del 50% de la totalidad de sus rendimientos empresariales, profesionales y de trabajo personal.

Se cuestiona el cumplimiento o incumplimiento de un requisito para la aplicabilidad de la reducción solicitada; el requisito puesto en cuestión es si el sujeto pasivo ejerce efectivamente funciones de dirección y si percibe por ello una remuneración que represente más del 50% de la totalidad de sus rendimientos de trabajo y actividades económicas.

La Administración descarta la aplicación de la bonificación al considerar que el obligado tributario ha reconocido que recibe las remuneraciones como encargado, aunque lo achaque a un error y, el tipo de retención aplicado confirma que las retribuciones lo han sido en condición distinta a la de administrador. La Administración insiste en su argumentación apoyándose en la literalidad de las nóminas y, por tanto, afirma que el Sr. Matías recibe los ingresos en concepto de encargado de la empresa y no como administrador o director de la misma. Por tanto, no se satisface el requisito de la percepción de retribución por el ejercicio efectivo de las funciones directivas.
En definitiva, para resolver la aplicación ó no del precepto objeto de análisis, nos encontramos ante una cuestión de hechos, donde ha de dilucidarse si el recurrente es encargado o gerente de la empresa y si concluimos que es gerente o director de la misma, ha de comprobarse si percibe por este cargo retribución.

No podemos limitar la aplicación de la reducción establecida basada en una mera cuestión nominal, es necesario integrar todas las circunstancias y conocer de forma fehaciente los hechos que llevan a la aplicación ó inaplicación de la normativa alegada. En el presente supuesto la documental aportada ha puesto en evidencia que el recurrente actúa en la empresa con funciones de dirección y por el desempeño de este cargo recibe los ingresos que superan el 50 % de la totalidad de sus rendimientos empresariales, profesionales y de trabajo personal. Por tanto, atendidas todas las circunstancias acreditadas suficientemente, este Tribunal estima que es aplicable la reducción solicitada por el donatario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total