16.9.10

BASE IMPONIBLE EN DECLARACION DE OBRA NUEVA

El valor real del coste de la obra a que se refiere el RITP AJD no puede ser otro que el de la ejecución material de la obra, que es el más coherente con el de la supuesta manifestación de la capacidad económica que se pretende gravar en la declaración de obra nueva, que es la incorporación al mundo jurídico de un elemento patrimonial anteriormente inexistente. Así entendido, nada impide que la normativa del Impuesto sobre Construcciones Instalaciones y Obras sirva para realizar una interpretación integradora de las insuficiencias de la normtativa ITPAJD en relación con las escrituras de declaración de obra nueva. Y el 102.1 TRLHL, establece que la base imponible del impuesto está constituida por el coste real y efectivo de la construcción, instalación u obra, entendiendo por tal el coste de la ejecución material de aquella. No forma parte de la BI: el IVA, ni demás impuestos análogos propios de regímenes especiales, tasas, precios públicos y demás prestaciones patrimoniales de carácter público local relacionadas, en su caso, con la construcción, instalación u obra, ni los honorarios de profesionales, ni el beneficio empresarial del contratista ni cualquier otro concepto que se salga de lo que es coste de ejecución material.
El valor real de lo edificado no puede conducir a la valoración del inmueble como resultado final de la obra n ueva; no es eso lo que se ha de valorar, sino el coste de ejecución del mismo, conceptos ambos (coste de ejecución vs valor del inmueble terminado) que no tienen por qué coincidir, pues por ejemplo en la valoración del inmueble pueden influir factores como localización del mismo o su uso, que no tienen por qué afectar al coste de ejecución.

ST TSJ DE CASTILLA LA MANCHA 5-03-2010

Por coste de la obra debe entenderse la totalidad de los costes incurridos en la ejecución de la obra, ya sean directos o indirectos, siempre que constituyan parte del coste de la obra efectuada. En este sentido, deben formar parte de dicho coste los gastos referidos en el escrito de consulta, como la tasa por licencia de obras, beneficio industrial, honorarios del arquitecto, etc., pues todos ellos corresponden a la obra ejecutada. Nunca formará parte de dicho coste, el Impuesto y los gastos de notaría y registro derivado de la propia escritura de declaración de obra nueva, ni los servicios de asesoría fiscal, laboral y contable, ni los gastos de tramitación de venta, etc. ya que no son parte del coste de la obra realizada.

V0140-05

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total