27.5.20

TRIBUNAL SUPREMO AJUAR DOMESTICO

El Tribunal Supremo fija que los valores mobiliarios y las acciones deben excluirse del ajuar doméstico a efectos del Impuesto de Sucesiones.
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo el día 19/05/2020 ha dictado una sentencia en la que fija la interpretación del artículo 15 LISD para determinar el concepto de ajuar doméstico y qué bienes hay que computar para el cálculo del ajuar doméstico. Es decir, respecto de qué bienes de la herencia hay que aplicar el 3%.
Lo que el artículo 15 dispone es que el que el ajuar doméstico forma parte de la masa hereditaria y se valora en el tres por ciento del importe del caudal relicto del causante (bienes, derechos, y  acciones dejados por el causante), salvo que los interesados asignen a este ajuar un valor superior o prueben fehacientemente su inexistencia o que su valor es inferior al que resulte de la aplicación del referido porcentaje.
Aplicando dicho criterio, si el valor de los bienes de la herencia es 500.000€, constituida por:
Una vivienda habitual de 200.000€
Un apartamento.- 100.000€
Un solar.- 50.000€
Acciones de BBVA.- 100.000€
Saldos bancarios.- 50.000€
El valor del ajuar calculado conforme al artículo 15 LISD sería de 500.000 x 3% =15.000€.
La Sala del Tribunal Supremo dice en esta Sentencia respecto al AJUAR DOMÉSTICO:
"¿A efectos de la presunción establecida en el artículo 15 LISD, qué elementos o bienes hay que incluir dentro del concepto de ajuar doméstico?
El legislador establece una presunción de existencia de ajuar doméstico como parte de la masa hereditaria y referido al conjunto de  bienes que sirven para hacer frente a las necesidades y eventualidades derivadas del uso doméstico y personal de los causantes y que se ubican en los inmuebles que forman parte del caudal hereditario
La presunción del legislador se cifra en un 3% del caudal relicto del causante, presunción "iuris tantum", que por tanto permite una prueba capaz de desvirtuar la mencionada presunción tanto para fijar un valor superior o un valor inferior, así como la prueba de su inexistencia, tal y como hemos visto que establece el art. 15 de la Ley 29/1987"
El ajuar doméstico sólo comprende una determinada clase de bienes y no un porcentaje de todos los que integran la herencia."
¿Y entonces -pregunto yo- cómo lo calculamos?
Sigue el TS: "En conclusión, el concepto de ajuar doméstico, aun no definido taxativamente en la ley fiscal, menos aún enumerado, no puede comprender sin más un porcentaje sobre la totalidad de los bienes de la herencia, sino sólo aquéllos que, conforme a la norma civil y fiscal, sean propiamente ajuar".
Criterio interpretativo que fija el TRIBUNAL SUPREMO (si quieres sólo lee ésto):
"1.- El ajuar doméstico comprende el conjunto de bienes muebles afectos al servicio de la vivienda familiar o al uso personal del causante, conforme a las descripciones que contiene el artículo 1321 del Código Civil, en relación con el artículo 4, Cuatro de la LIP, interpretados ambos en relación con sus preceptos concordantes, conforme a la realidad social, en un sentido actual, ya que dado el carácter dinámico y evolutivo de los usos sociales, podría incluirse o excluirse de sus ámbito determinados bienes.
2.- En concreto, no es correcta la idea de que el tres por ciento del caudal relicto que, como presunción legal, establece el mencionado artículo 15 LISD comprende la totalidad de los bienes de la herencia, sino sólo aquéllos que puedan afectarse, por su identidad, valor y función, al uso particular o personal del causante, con exclusión de todos los demás."
¿Me está diciendo aquí que tengo que calcular el ajuar con el 3% aplicado únicamente a determinados bienes del causante vinculados a su uso particular o personal, como podrían ser la vivienda, la casa en la montaña, el coche, el barco, y poco más?
3.- Las acciones y participaciones sociales, por no integrarse, ni aun analógicamente, en tal concepto de ajuar doméstico, por amplio que lo configuremos, no pueden ser tomadas en cuenta a efectos de aplicar la presunción legal del 3 por ciento. Entendido -creo-, las acciones y participaciones sociales las quitamos del cómputo del 3%.
4.- El contribuyente puede destruir tal presunción haciendo uso de los medios de prueba admitidos en Derecho, a fin de acreditar, administrativa o judicialmente, que determinados bienes, por no formar parte del ajuar doméstico, no son susceptibles de inclusión en el ámbito del 3 por 100, partiendo de la base de que tal noción sólo incluye los bienes muebles corporales afectos al uso personal o particular, según el criterio que hemos establecido. Pero un apartamento de uso propio tampoco formaría parte del ajuar doméstico -por no ser un bien mueble corporal- pero entiendo que si entraría a formar parte de su inclusión en el ámbito del 3%.
En particular, no está necesitada de prueba la calificación de los bienes por razón de su naturaleza, que la Administración debe excluir. En otras palabras, sobre el dinero, títulos, los activos inmobiliarios u otros bienes incorporales no se necesita prueba alguna a cargo del contribuyente, pues se trata de bienes que, en ningún caso, podrían integrarse en el concepto jurídico fiscal de ajuar doméstico, al no guardar relación alguna con esta categoría.
¿Eso quiere decir que los sacamos de la fórmula para calcular al ajuar? ¿Quiere decir la sentencia que el valor del ajuar según el artículo 15 LISD es el 3% del valor de una serie de bienes concretos y de otros no? ¿Se toman en cuenta solo las viviendas? ¿Y los coches? ¿Y los solares? ¿Y las naves industriales? ¿Y si el causante tenía una vivienda o un local arrendados?
En nuestro ejemplo, de acuerdo con lo fijado por el Tribunal Supremo, ¿cómo determinaríamos el valor del ajuar doméstico?
¿Lo haríamos únicamente sobre los valores de *vivienda habitual 200.000€ y apartamento 100.000€, en cuyo caso el ajuar calculado tendría un importe de 9.000€? ¿Añadiríamos el solar al cómputo? ¿O hay que probar un valor del ajuar al margen de esta fórmula?
El contenido de la Sentencia me ha dejado un tanto confundido.
No doy más luz que la que tengo.



 





9.5.20

¿PRÉSTAMO O DONACION?

Caso REAL:
Transferencia de 150.000€ efectuada el 12 de febrero de 2010 desde una cuenta bancaria de Casiano a otra cuenta bancaria de su hijo Obdulio; la Inspección levanta acta de disconformidad por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones correspondiente al ejercicio de 2010, y practica propuesta de liquidación de la que resulta una deuda a ingresar por importe de 31.884,89 € como donación. Más sanción de  15.000€.
El sujeto tributario, Obdulio adujo que no se trataba de una donación sino de un préstamo, para lo que en el curso de las actuaciones inspectoras acompañó un contrato privado de préstamo fechado el 12 de febrero de 2010 (con fecha del día de la transferencia), que no había sido presentado con anterioridad a la Administración Tributaria a liquidar ni había sido incluido por su padre como crédito en su declaración de patrimonio de 2011.
Se trata de determinar si el dinero recibido por Obdulio de su padre es una donación o un préstamo. El TSJ consideró que hubo donación; por tanto, tendrá que pagar 24.375€ por ISD + casi 15.000 de sanción.
Explicación:
La Ley 29/87 (LISD), en su artículo 4.1, establece la presunción "iuris tantum" de que existe transmisión lucrativa (una donación) cuando de los registros fiscales o de los datos que obren en poder de la Administración resulte la disminución del patrimonio de una persona (Casiano) y simultáneamente o con posterioridad, pero siempre dentro del plazo de prescripción, un inCcremento patrimonial correspondiente en cónyuge, descendientes (Obdulio), herederos o legatarios.
Según los artículos 105 y 106 LGT, que nos llevan a los preceptos sobre esta materia del Código Civil y LEC, correspondía a Obdulio la carga de la prueba de que se trataba de un préstamo y no de una donación.
El TSJ dice que no se destruye la presunción de que hay donación por mencionar en el concepto de la transferencia bancaria que es un "préstamo", aislado de otras pruebas adicionales. Tampoco "traga" con las transferencias "de vuelta" como si fueran por amortización del préstamo que hizo el hijo al padre una vez ya estaba siendo investigado.Tampoco es suficiente la declaración del padre, o la testifical de la economista que lleva las cuentas del padre y que ponía el concepto que este le indicaba.
Y en cuanto al contrato privado de préstamo aportado, tampoco sirve de prueba, porque no se presentado ante ninguna Administración sino hasta que se iniciaron las actuaciones inspectoras. TARDE!.
¿Qué tendría que haber hecho?
A.-Tendría que haber formalizado un contrato de préstamo con su hijo y haberlo presentado dentro del plazo (30 días/1 mes según la CCAA) junto con autoliquidación exenta modelo 600 ante la Oficina Liquidadora correspondiente (la que corresponda al domicilio del deudor), con lo cual si el préstamo se ha formalizado en documento privado, ya consta mediante sellado la fecha de presentación a un registro público; ya queda acreditada.
Cosas importantes del contenido del préstamo: 
1.-Identificación en el contrato de la cuenta desde la que salen los fondos (prestamista) y la cuenta de destino de los fondos (la del prestatario). En definitiva, yo adjuntaría y escanearía copia de la transferencia efectuada.
2. Si el padre tiene una edad avanzada, no pongamos que se devolverá en 20/30 años; habrá que poner plazos de devolución "razonables"
3.- Justificación de que se está devolviendo, porque si Hacienda te comprueba a los 3 años y no has cumplido el contrato (no has devuelto nada), tendrá un motivo más para decir que es una donación disfrazada de préstamo. 
B.- Si prestamista y/o prestatario presentan Impuesto de Patrimonio, que declaren el saldo del préstamo a 31/12 de cada año, uno como activo (el padre) y otro como pasivo (el hijo).
También si una de las partes muere, pues que conste en la herencia el saldo pendiente como activo o pasivo de la herencia.
En este POST hablo con mucho nivel de densidad sobre este asunto.
Recomiendo tambíén este post de Jose Trecet Optimizar los impuestos que pagas: el préstamo entre particulares, una alternativa a la donación, donde podréis encontrar recomendaciones par la elaboración del contrato de préstamo y documentos anexos.


5.5.20

INDEMNIZACIÓN SEGURO DE VIDA PARA CANCELAR LA HIPOTECA. TRIBUTACIÓN

Caso real:
Pedro contrató un seguro de vida individual que cubría su préstamo hipotecario en caso de fallecimiento. Como consecuencia de su muerte, la compañía de seguros pagó al Banco la indemnización fijada en el seguro, reduciendo -o eliminando- de este modo la hipoteca pendiente. 
¿Hay que tributar por el percibo de este seguro de vida en el Impuesto de Sucesiones? ¿Hay alguna otra consecuencia fiscal?
El impacto que tiene esto en el Impuesto de Sucesiones para los sucesores de Pedro es el siguiente:
No tienen que tributar por la prestación obtenida de la compañía aseguradora para cancelar (total o parcialmente) el préstamo, puesto que no son ellos los beneficiarios de la póliza. 
El beneficiario del seguro de vida es el Banco, que no tributa por el Impuesto de Sucesiones, sino por el Impuesto de Sociedades, puesto que no es una persona física.
Ahora bien, los sucesores de Pedro a efectos del Impuesto de Sucesiones, no podrán incluir como pasivo de la herencia de Pedro la deuda que se ha extinguido por la percepción del seguro de vida.

Es decir, que si en la Herencia de Pedro había:
Activo                        Pasivo:
Piso: 150.000            Hipoteca pendiente: 50.000
Coche:5.000
Ahorros: 5.000
Herencia Neta: 110.000

Si la aseguradora ingresa al banco los 50.000 para cancelar la hipoteca, por esos 50.000 no tienen que declarar los sucesores de Pedro como percepción de seguro de vida, pero tendrán autoliquidar el Impuesto por una Herencia Neta más elevada, por haber desaparecido el pasivo de la misma. Herencia Neta: 160.000, y además sin poder beneficiarse de las reducciones por percibir seguros de vida con el tope de 9.195,49€ por sujeto pasivo que sean del causante cónyuge, descendiente, ascendiente (y asimilados). 

Consulta V2931-17 15/11/2017.


25.3.20

TESTAMENTO EN CASO DE EPIDEMIA SIN NOTARIO. CORONAVIRUS

Cómo realizar testamento sin notario debido a la epidemia del Coronavirus
El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, ha puesto en la palestra al artículo 701 del Código Civil, por cuya virtud en caso de epidemia puede otorgarse testamento sin intervención de Notario, antes 3 testigos que sean mayores de 16 años.
Se trata de un testamento abierto especial en el que se sustituye la intervención del notario, funcionario público, por la asistencia de tres testigos mayores de 16 años, con la única condición de que otorgue  en "caso de epidemia".

Presupuestos de esta forma de testar:
a) Que se otorgue en caso de epidemia.- La situación actual de epidemia resulta del propio RD 463/2020: "la Organización Mundial de la Salud elevó el pasado 11 de marzo de 2020 la situación de emergencia de salud pública ocasionada por el COVID-19 a pandemia internacional"
El diccionario de la RAE define pandemia como: "Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región".
 b) Que se sustituya la presencia de un notario por la de 3 testigos mayores de 16 años.
c) Que por tratarse de un testamento abierto, se cumpla lo establecido en el  art. 695  CC: que el testador manifieste oralmente o por escrito su voluntad a 3 testigos que sustituyen al Notario. Esta manifestación constituye la declaración de voluntad precisa para la existencia de testamento. Si la voluntad del causante se recoge por escrito: habrá de indicarse lugar , año, mes, día y hora de su otorgamiento. Firma de testador y de testigos. 
d)  Que con las salvedades correspondientes y dada su naturaleza de testamento abierto simplificado, se cumplan en general todas las solemnidades establecidas para el testamento abierto "normal", es decir, capacidad del testador, *idoneidad de los testigos, ánimo de testar y presencia de testador y testigos en unidad de acto.
e) Que se cumplan rigurosamente las formalidades y requisitos establecidos en los artículos 703 y 704 del Código Civil:
Este tipo de testamento otorgado ante 3 testigos -en vez de ante Notario- quedará ineficaz (CADUCARÁ) pasados 2 MESES desde el cese de la epidemia (a fecha de publicación de este post el estado de alarma está previsto hasta el 11/04/2020). Si esa fuera la fecha de cese de la epidemia, el testamento perdería su eficacia a partir del 12/06/2020.
Si el testador fallece durante la epidemia, o dentro de los dos meses posteriores al cese de la misma, para que no resulte ineficaz el testamento hay que acudir al Notario a que lo eleve a escritura pública, y lo protocolice de acuerdo con la legislación notarial (arts. 64 y 65 Ley Notariado), DENTRO DE LOS TRES MESES SIGUIENTES AL FALLECIMIENTO.
 Si el testador fallece el 05/04/2020, hay que acudir al Notario a que advere (certifique, diga que es verdad) y protocolice el testamento antes del 05/07/2020.
El Notario verificará: que concurrió la causa de testamento en caso de epidemia, que el testador quería testar, que los testigos oyeron simultáneamente de boca del testador manifestar su última voluntad -puede leer una nota o documento que contenga sus disposiciones-, que los testigos eran idóneos y en número suficiente.
f) El testamento puede efectuarse por escrito o si no saben escribir los testigos -dice el Código Civil- también valdrá -; por tanto, podría efectuarse verbalmente
Considero que lo ideal, es que se recoja por escrito y además que quede grabada en vídeo la lectura del mismo por el testador ante los tres testigos idóneos.
*Idoneidad de los testigos. Básicamente, que estén tengan capacidad de discernimiento para ser testigos, que entiendan el idioma del testador, mayores de 16 años, y en general que no sean ni herederos ni legatarios del testador ni en general familiares de los designados herederos o legatarios (hasta 4º grado por consanguinidad (primos hermanos, sobrino-nietos, etc.; o hasta 2º grado de afinidad: cuñados, abuelos del cónyuge, etc.).


 

12.3.20

COMPRA DE SOLAR PARA CONSTRUIR VIVIENDA HABITUAL TIPO REDUCIDO COMUNIDAD VALENCIANA

Supuesto de hecho.- Compra de un solar en la Comunidad Valenciana para construir sobre el mismo la vivienda habitual del adquirente.
La compraventa está sujeta a IVA y por tanto, tributa por AJD, no por TPO.
¿Puede aplicar el tipo reducido del 0,1% s/14.1 a) Ley 13/1997?
Se puede aplicar el tipo del  0,1% en la modalidad AJD cuando se trate de:
Las primeras copias de las escrituras públicas que documenten adquisiciones de vivienda
habitual.
A estos efectos, se estará al concepto de vivienda habitual contemplado en la normativa

estatal reguladora del impuesto sobre la renta de las personas físicas
Consulta no vinculante NV0004-08 03/03/2008
No se comprenden dentro del concepto “adquisición de vivienda habitual”, a los efectos de la aplicación del tipo reducido del 0,1 por ciento en el Impuesto sobre Actos Jurídicos
Documentados, aquellas situaciones que la normativa del Impuesto sobre la Renta
de las Personas Físicas “asimila” a la adquisición de vivienda habitual, tales como la
rehabilitación, la construcción (declaración de obra nueva) o la ampliación de
vivienda habitual.
Por otro lado con base en el  14 de la Ley 58/2003: tampoco se puede extender analógicamente el alcance de los beneficios fiscales previstos en la norma autonómica.

Sentencia núm. 964/2010 de 15 noviembre TSJ CV
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO
Hechos:
-Liquidación provisional realizada por la OL de Moncada por AJD incrementando el tipo de lo autoliquidado por el sujeto pasivo, por entender que la escritura no estaba sujeta al tipo reducido del 0,1% de AJD, sino al tipo general del 1 % (de entonces)pues se refería a la transmisión de un solar para la construcción de una vivienda habitual para su promotor, y el art 14 de la L 13/1997 de 23 de diciembre , de la Generalidad Valenciana al regular el tipo de gravamen del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados establece dos tipos de gravamen, el ordinario del 1 % y el reducido del 0,1 %, operando este cuando se trate de adquisiciones de vivienda habitual, entendiendo por tales al concepto contemplado en la normativa estatal reguladora del I.R.P.F, que la define como la que constituye la residencia del contribuyente durante un plazo continuados de al menos tres años, que debe habitarla de manera efectiva y con carácter permanente en un plazo no superior a 12 meses desde la fecha de la adquisición, y tales requisitos no se dan en el recurrente, pues la licencia para la construcción de la vivienda es de fecha 20 de septiembre de 2005, el empadronamiento de 27 de julio de 2007, y el solar se adquirió el 2 de abril de 2002, y por lo tanto la vivienda se construyo después de un año desde su adquisición y su ocupación no se produjo antes de julio de 2007.
-Reclamación ante el TEAR; desestima.
-La actora impugna la resolución partiendo de un error de la administración en cuanto a la fecha de adquisición del solar, que no es el 2 de abril de 2002 sino el 28 de julio de 2004, lo cual es cierto como así se desprende del expediente y no discuten las contrapartes, manteniendo que si concurren los requisitos para aplicar el tipo reducido del 0,1 % y ello por cuanto que al remitirse el art 14 de la L 13/1997 de 23 de diciembre , de la Generalidad Valenciana al regular el tipo de gravamen del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, a la normativa estatal del I.R.P.F a los efectos de definir la vivienda habitual, los arts 52 del Reglamento del IRPR aprobado por RD 214/99 , son claros al respecto, concurriendo por tanto los mencionados requisitos para la aplicación del tipo reducido, pues el computo del plazo de 12 meses es a partir de la adquisición o terminación de la obra (art 52.2 ), y se asimila a la adquisición de vivienda a la construcción de la misma cuando no hayan transcurrido 4 años desde el inicio de la inversión (art 52.1 ).
-La Administración demandada solicita la desestimación de la demanda en base va que el citado art 14 de la L 13/1997 de 23 de diciembre , de la Generalidad Valenciana, al remitirse a la normativa estatal reguladora del I.R.P.F se remite al art 51 del RD 214/99 , pero en ningún caso se refiere a las asimilaciones a la adquisición de vivienda habitual, que son la adquisición y ampliación, del art 52.1 del citado reglamento ; mantener la opinión contraria seria la aplicación de la analogía, prohibida por el art 14 de la LGT. Como dice la Consulta de la DGT.
SEGUNDO
El articulo 31.2 del Real Decreto Legislativo 1/1993 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, por remisión a la Ley de financiación de las comunidades autónomas y esta a su vez al articulo 14 de la Ley 37/1997, de 23 Diciembre , por la que se regula el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y restantes tributos cedidos, según la cual os tipos de gravamen aplicables en el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados serán: "Uno. El O, 1 por 100 en los siguientes casos: 1) Las primeras copias de escrituras públicas que documenten adquisiciones de vivienda habitual."
EI articulo 52 del Real Decreto 214/1999 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas establece: "1. Se asimilan a la adquisición de vivienda la construcción o ampliación de la misma, en los siguientes términos: Construcción, cuando el contribuyente satisfaga directamente los gastos derivados de la ejecución de las obras, o entregue cantidades a cuenta al promotor de aquéllas, siempre que finalicen en un plazo no superior a cuatro años desde el inicio de la inversión"..
En base al anterior precepto, es evidente que a los hechos enjuiciados le es de aplicación la reducción del tipo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, pues el solar que se adquirió en el año 2004 era para la construcción por el propio comprador de su vivienda habitual, que se construyo antes del año 2007 (menos de 4 años), siendo ocupada por el actor ese mismo año después de empadronarse, fijando en tal vivienda su domicilio habitual; concurriendo por tanto los requisitos, y dentro de los plazos, a que se refiere el citado art 52 ; no siendo sostenible la tesis de las demandadas, pues la remisión que hace el art 14 de la L 13/1997 de 23 de diciembre , de la Generalidad Valenciana al regular el tipo de gravamen del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, a la normativa estatal reguladora del I.R.P.F en lo relativo al concepto de vivienda habitual no puede circunscribirse exclusivamente al art 51.1 del Reglamento , sino a toda en su conjunto, y una interpretación lógica de ella, nos lleva a la conclusión señalada, siendo de aplicación el tipo reducido no solo cuando se adquiere una vivienda acabada para domicilio habitual, sino también cuando se adquiere un solar para su construcción por el propio comprador y con los mismos fines.

Pero luego la ST TSJ CV 180/2018 de 3 mayo.
"A los efectos de proceder la aplicación del tipo bonificado - 0,15- en el impuesto de Actos jurídicos documentados con causa en escritura pública de compraventa de inmueble, ha de estarse al concepto normativo de vivienda habitual en el IRPFpor la fecha del devengo recogido en el entonces vigente artículo 54 del Reglamento ejecutivo de la Ley del Impuesto , aprobado por  R.D. 439/2007, de 30 de marzo".


3.3.20

COMPRA DE UN PORCENTAJE Y POSTERIOR DISOLUCIÓN DE CONDOMINIO

ST TSJ CV 1921/2019 23/12/2019
Hechos.-
El día 21/04/2011 en escritura de herencia Federico y Fernando se adjudican el 75% y el 25% de un inmueble, respectivamente.
El día 11/02/2015 Crescencia les compra para su sociedad conyugal el 5% (el 2,5% a cada uno).
El día 28/01/2016 Crescencia se adjudica el 95% restante de la finca para su sociedad conyugal mediante escritura de disolución de comunidad, compensando  a Federico y a Fernando en metálico conforme al 1062 CC. Ella declara por AJD.
La Oficina Liquidadora gira liquidación por TPO, por considerar que se trata de una transmisión onerosa, no una disolución de condominio. El Abogado del Estado argumenta que se ha producido una simulación, que no estamos ante una disolución de condominio sino ante una transmisión onerosa,  lo que se deduce porque el adquirente es titular de una participación muy inferior, un 5%, y fue adquirida 11 meses antes de promover la disolución de la comunidad, lo que implica que el proceso final de la operación era realizar una compraventa.
El Abogado de la Generalitat Valenciana, entiende que por la falta de lógica económica y jurídica nos encontramos ante una compraventa, siendo que la actora y su esposo, adquirieron primero una mínima parte, el 5%, tributando como ITP, y a los 11 meses, realizaron una operación sujeta al AJD, tributando por un tipo impositivo inferior, adquiriendo el total condominio de la vivienda, constituyendo claramente la operación una transmisión patrimonial onerosa.
¿Y qué dice el TSJ?
Que los hechos, incontrovertidos y palmarios son:
Que el actor que ostentaba el 5% de la copropiedad de un inmueble, de carácter indivisible, y el mismo adquiere el porcentaje de los otros dos comuneros. Ello evidencia que sobre dicho inmueble se produce la extinción del condominio previo existente. Por otra parte respecto al quantum de la contraprestación abonada por el actor ningún exceso "real" de adjudicación se aduce por la administración.
 Se remite a lo establecido en la reciente STS nº 1317/2019, de 4 de noviembre de 2019, dictada en el recurso nº 4995/2017 :
No entra para nada en lo de la simulación.
Aquella dice que "que la extinción de un condominio, en el que se adjudica a uno de los condóminos un bien indivisible, que ya era titular dominical de una parte de este, a cambio de su equivalente en dinero, no está sujeta a la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas sino a la cuota gradual de la modalidad de actos jurídicos documentados del Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados".
Y el TSJ:
"Aplicando el referido criterio al caso de autos, debemos concluir que la extinción total del condominio no determina la liquidación por ITP practicada por lo que procede estimar el recurso.
Siendo de aplicación lo expuesto al presente recurso, procede estimar el mismo, anulando la resolución del TEAR impugnada y la liquidación por ITP.
Con costas.


17.2.20

TRIBUTACIÓN DE LA COLACIÓN EN EL IMPUESTO DE SUCESIONES

Estamos hablando de la herencia de D. Joaquín, fallecido en 2020, que deja viuda y 3 hijos: Patricia, Emilio y José. 
En su testamento lega a su esposa el tercio libre + la cuota legal usufructuaria e instituye herederos a sus tres hijos por partes iguales. 
En en el año 2.000 Don Joaquín y su esposa, realizaron donación COLACIONABLE a favor de su hija Patricia de un piso ganancial, que a fecha de la partición de la herencia de D. Joaquín tiene un valor de 130.000€ .
El caudal relicto de D. Joaquín se valora en 255.000€. Eso es lo que deja al fallecer como herencia (222.500€ proceden de liquidación de gananciales y 32.500€ son bienes privativos).
Como consecuencia de la "toma de menos" por parte de Patricia por importe de 65.000€ (*130.000/2), van a recibir en bienes los siguientes importes:
La viuda.- 123.734€
Los hijos: 
Emilio.-65.422€
José.-65.422€
Y Patricia.-422€

Colación (artículo 1035 Código Civil);Básicamente significa que quien recibió la donación en vida (Patricia) con el carácter de colacionable -o sin dispensa de colación-, cuando concurra con , se entiende que la ha recibido como anticipo de lo que le corresponde después en la herencia; en la partición tiene que aportar el valor de lo que recibió en vida y se le descuenta del lote que va a llevar.

Algunas notas sobre la tributación en el Impuesto de Sucesiones.-
-La base imponible de cada sucesor será por el importe de los bienes que adquiera cada uno mortis causa + las adiciones y acumulaciones que procedan de acuerdo con la normativa del Impuesto -no es este el caso-, sean colacionables o no.
-La adjudicación a Patricia de menos bienes del causante, como consecuencia de la colación de la donación en su día recibida, no genera excesos de adjudicación sujetos al ISD ni a TPO, en los hermanos y su madre que se adjudican de más.
La colación puede producirse antes o después de haber liquidado el Impuesto de Sucesiones:
 *Si sucede antes, hay que tener ya en cuenta los efectos de la misma en la liquidación a la hora de determinar la porción individual de cada heredero. En definitiva, y obviando para mayor simplicidad numérica el % de ajuar doméstico, cada causahabiente tributará por el valor de su adquisición (porque estamos respetando el título sucesorio y la legislación en la adjudicación):
La viuda.- 123.734€
Los hijos: 
Emilio.-65.422€
José.-65.422€
Y Patricia.-422€
*Si la colación se produce tras haber liquidado impuestos:
-Patricia tendrá derecho a pedir la devolución de ingresos indebidos (vía rectificación de autoliquidación); y tanto la viuda como los otros dos hijos tendrán que hacer declaración complementaria. 
Fuente.- Todo Sucesiones, Memento Sucesiones y Consulta V3137-19.
*130.000/2. En la herencia de D. Joaquín tendremos en cuenta la mitad del inmueble; el día que fallezca su madre se colacionará la otra mitad del piso, por el valor que tenga en el momento de partir su herencia. 

15.2.20

TRIBUTACIÓN DEL FIDEICOMISO DE RESIDUO

Pepe, casado y sin hijos, nombra heredera a su esposa Toñi facultándola para disponer libremente por título oneroso de los bienes que de él reciba (puede vender si le da la gana); y respecto de los que no hubiera dispuesto a su muerte, ordena fideicomiso de residuo a favor de Jorge, hermano del testador, a quien sustituye vulgarmente por sus descendientes.
Pepe fallece en 2018; le sucede Toñi en calidad de fiduciaria, que recibe la casa de Valencia (500.000€) y el Chalet de Jávea: (500.000€).
Toñi se casa en 2019, con Paco, al que nombra heredero en su testamento. Toñi fallece el día 1 de enero de 2020; el único familiar que deja es su viudo y heredero, Paco.
Los bienes que deja Toñi al morir son la casa de Valencia, el Chalet de Jávea (que le vienen de la herencia de Pepe; es decir, no los ha vendido) y una vivienda en Casas Ibáñez que heredó de sus padres.
A la muerte de la fiduciaria (Toñi)  se materializa la sustitución fideicomisaria de residuo en el fideicomisario (Jorge), hermano de Pepe, que recibirá la casa de Valencia y el Chalet de Jávea; a Toñi le sucede su viudo (Paco) que se quedará con la casa del pueblo.

Tributación en el ISD.-
Cuando fallece el primer causante (Pepe), en 2018, la fiduciaria y actual causante (Toñi), tuvo que autoliquidar el ISD  por el pleno dominio de los bienes que recibe de Pepe, ya que tenía el derecho a disponer de tales bienes sin condición alguna. Es decir, por  un valor de 1000.000€ + el 3% de ajuar.
Ahora bien, como los inmuebles que recibe el fideicomisario no fueron objeto de disposición por la fiduciaria, aquella tendría derecho a la devolución de la parte del impuesto correspondiente a la nuda propiedad de dichos inmuebles (tomando en cuenta la edad de la fiduciaria cuando falleció el fideicomitente). Es decir, en definitiva, la fiduciaria habría pagado el ISD correspondiente al pleno dominio de todos los bienes, y, a su muerte, procede la devolución de la nuda propiedad por los bienes que no hubiera dispuesto. El ingreso realizado por ella habiendo liquidado por el pleno dominio deviene indebido respecto a la nuda propiedad de los bienes que a su muerte se transmiten al fideicomisario; serán el heredero de la fiduciaria (Paco) el que podrá solicitar dicha devolución. El importe de la devolución será un activo más de la herencia de la fiduciaria a declarar en el ISD devengado por su fallecimiento. El derecho a solicitar la devolución prescribe a los 4 años desde la fecha de fallecimiento de la fiduciaria. 
El fideicomiario de residuo, (Jorge), deberá liquidar el ISD según el artículo 47.3 RISD,  por el pleno dominio de los bienes que reciba de la fiduciaria, que serán los bienes hereditarios de los que la fiduciaria no haya dispuesto a título oneroso. El devengo se produce el día del fallecimiento de la fiduciaria. A dicha fecha se ha de referir la valoración de los bienes.
Hay que señalar ademas que: el fideicomisario hereda del fideicomitente (Pepe), no de la fiduciaria (Toñi); el parentesco a tomar en cuenta es del fideicomisario con el fideicomitente. Es decir, de Jorge con Pepe (en este caso, hermanos Grupo III).
Paco, heredero de Toñi, tiene que autoliquidar el ISD devengado por su fallecimiento; el único bien a incluir en la base imponible es la casa del pueblo.

Resumen:
-La fiduciaria como tiene facultad de disponer tributa por el pleno dominio.
-Cuando muere la fiduciaria, sus herederos pueden solicitar la devolución de la nuda propiedad de los bienes no dispuestos. Plazo 4 años desde la muerte de la fiduciaria.
-En la herencia de la fiduciaria hay que añadir como un activo más a tributar por el ISD la cuota a devolver del ISD.
-El fideicomisario, una vez fallecido la fiduciaria debe autoliquidar el ISD incluyendo en pleno dominio los bienes que hagan tránsito a su favor; devengo el día del fallecimiento de la fiduciaria; los bienes se valoran a esa fecha; pero heredan del fideicomiente -el parentesco es con relación a él-.


Consultadas: DGT V1147-17, V2387-17,  V3261-19 y ST 214/2013 TSJ Castilla y León.

12.2.20

TIPO REDUCIDO COMUNIDAD VALENCIANA DECLARACION OBRA NUEVA VIVIENDA HABITUAL

Debe tenerse en cuenta que el art. 14 de la precitada Ley 13/1997 establece el 0,1% como tipo de gravamen aplicable a los supuestos de adquisición de vivienda habitual, remitiendo el concepto de vivienda habitual al contemplado en la normativa estatal reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas; el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, asimila a la adquisición de vivienda habitual la construcción de la misma en los términos que allí se establecen (ver consulta V3383-19); es decir, la asimilación efectuada en la norma remitida permite completar la norma remisora en el sentido de que el tipo del 0,1% es también aplicable al supuesto asimilado.

Por lo demás, (...) parece claro que la finalidad que subyace en la aplicación del tipo reducido a los supuestos de adquisición de vivienda habitual es la misma que concurre en el caso de construcción de tal vivienda habitual.

Sentencia TSJ CV núm. 218/2015 de 15 febrero.


Impuesto Sucesiones Causante no residente, sujeto pasivo no residente

Causante, residente en Andorra, deja a su hijo, residente también en Andorra, bienes situados en Cataluña.

¿Tributa el hijo (no residente en España) por el Impuesto de Sucesiones español?
Si. Tendrá que presentar el Impuesto de Sucesiones pero únicamente por los bienes que de la herencia de su padre adquiera que se encuentren situados en España. Art. 7 LISD. 

¿Se le aplica la normativa de alguna Comunidad Autónoma o normativa estatal?
Se le aplica la normativa de la Comunidad Autónoma donde se encuentren el mayor valor de los bienes situados en España; en este caso la Comunidad Autónoma de Cataluña. Disposición Adicional 2ª Ley 29/1987.Uno.1 a).
Y ello aunque ni el causante ni el sujeto pasivo residan en la Unión Europa o Espacio Económico Europeo: Se extiende la aplicación a los residentes de cualquier país del mundo. Ya que como estableció el el Tribunal Supremo en la sentencia 242/2018 de 19 de febrero de 2018,  y en otras posteriores ( 488/2018, de 21 de marzo de 2018, y 492/2018, de 22 de marzo de 2018 ), de acuerdo con la jurisprudencia del TJUE, el principio de libertad de movimiento de capitales consagrado en el artículo 63 TFUE resulta aplicable no solo a los residentes en Estados miembros de la UE sino también a los residentes en países terceros, como se desprende de la sentencia de 3 de septiembre de 2014. De lo cual cabe concluir que la disposición adicional segunda de la LISD, al limitar su ámbito de aplicación a los residentes en países de la UE o del EEE y excluir a los residentes en países terceros, infringe el Derecho de la UE por resultar contraria a los preceptos que regulan el principio de libertad de movimiento de capitales, el cual, según la jurisprudencia del TJUE, es aplicable igualmente a ciudadanos residentes fuera del EEE.

¿Dónde se presenta el Impuesto?
Aunque se aplica la normativa de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre el mayor valor de los bienes sitos en España (en este supuesto, en Cataluña), como el causante no residía en España -y aunque así hubiera sido, puesto que el sujeto pasivo no reside en España- , conforme al artículo 32 de la Ley 22/2009, hay que presentar en Impuesto en la AEAT (Oficina Nacional de Gestión Tributaria) .

Consulta DGT V3060-19, de 30-10-2019.


Páginas vistas en total